Diputación e Instituto Cervantes llevan la exposición ‘ExiliArte’ a Toulouse

May 17, 2021

Diputación e Instituto Cervantes llevan la exposición ‘ExiliArte’ a Toulouse

La ciudad francesa acoge desde el día 20 la muestra homenaje a Rafael Alberti

La exposición ‘Exiliarte. Memoria de una carpeta dedicada a Rafael Alberti’, organizada por la Diputación Provincial de Cádiz y el Instituto Cervantes y promovida por la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz, continúa su periplo internacional y el próximo día 20 de mayo será inaugurada en la ciudad francesa de Toulouse.

Esta es la segunda parada de la itinerancia de la exposición, que tras su estreno en el Palacio Provincial de la Diputación de Cádiz en 2018, ya ha sido disfrutada en París. Más adelante está previsto que también pase por Roma y Nápoles (Italia), Moscú (Rusia) y Tánger (Marruecos).

La comisaria de la exposición, Carmen Bustamante, estará acompañada por el guitarrista Luis Soler en la inauguración que tendrá lugar a las 18:30 horas en la sede del Instituto Cervantes en Toulouse, donde permanecerá hasta el día 23 de julio.

Esta exposición rememora el homenaje al poeta Rafael Alberti que se organizó en la Salle de la Mutualité de París el día 8 de junio de 1966. El escritor portuense, uno de los poetas más relevantes de la Generación del 27, llevaba exiliado cerca de tres décadas cuando se le dedicó este acto en París, en el que recibió el obsequio de una colección de dibujos elaborados por cerca de un centenar de artistas. En la presente exposición se muestran 52 de estas obras originales, además de la carpeta en la que fueron entregadas.  

Organizado por la Asociación Cultural Franco-Española, de la cual era presidente Jean Cassou, el homenaje a Rafael Alberti de 1966 contó con la intervención del hispanista francés Marcel Bataillon, el novelista guatemalteco Miguel Ángel Asturias, el dramaturgo español Alfonso Sastre, el poeta Vicente García Cervera y los poetas franceses Jean Marcenac, Max-Pol Fouchet, entre otros.  

El escritor Francisco Olmos leyó la extensa lista del casi un centenar de adhesiones de artistas e intelectuales: Ana María Matute, Camilo José Cela, Julio Caro Baroja, Ángel Valente, Juana Francés, Pablo Serrano, José Manuel Caballero Bonald, José Agustín Goytisolo, Ángel González, Manuel Tuñón de Lara, José Aumente, Aurora Albornoz, Luis Buñuel, Juan Antonio Gaya, Jaime Salinas, José Luis Cano, Alfonso Grosso, Juan Antonio Bardem, Goñi, Salvador Espriu, Ricardo Fernández de la Reguera, Fernando Quiñones, Gabriel Celaya y Antonio Buero Vallejo, entre otros.  

Se leyó un mensaje personal de Dolores Ibárruri dedicado a Alberti, así como los mensajes de André Camp, Vicente Aleixandre, Enrique Tierno Galván, Julián Marías, Gerardo Diego, Fernando Chueca y el crítico José María Moreno Galván. 

Después de los discursos y lectura de testimonios de adhesión se presentó el montaje poético musical inspirado en la obra del homenajeado donde actuaron Paco Ibáñez y Tachia Quintana. Finalmente, Rafael Alberti recibió el obsequio de la carpeta con las obras que se muestran en esta exposición.

De esta forma, la muestra trata de ser un homenaje no sólo a la figura de Rafael Alberti, sino también a muchos artistas españoles de mitad del siglo XX que, en bastantes casos, han quedado en el olvido, también como resultado de la represión social y cultural a que la sociedad española fue sometida por la dictadura de Franco.

La exposición, con un carácter muy didáctico, se completa con numerosos textos, documentos y objetos, algunos que también se entregaron al poeta en el acto de 1966 y otros que han sido cedidos por la Fundación Rafael Alberti. Asimismo, los visitantes podrán visualizar un documental sobre el homenaje, su contexto y consecuencias, elaborado por el Servicio de Vídeo de la Diputación de Cádiz.

Otra parte fundamental de la exposición es el testimonio sonoro de un gran número de personalidades de todo signo político y cultural que Radio París recogió en el acto de homenaje a Rafael Alberti. Estas grabaciones han sido cedidas para la ocasión por la Universidad de Alicante, que las conserva como parte del proyecto Devuélveme la voz.