Última semana para que los ayuntamientos soliciten el Plan Invierte Social

June 1, 2020

Última semana para que los ayuntamientos soliciten el Plan Invierte Social

Está dotado con tres millones de euros de fondos propios de Diiputación

Última semana para que los ayuntamientos presenten sus solicitudes para el Plan Invierte Social

 

Diputación lo dota con 3 millones de euros de fondos propios para paliar los efectos del COVID-19 en municipios y ELA  

 

El Boletín Oficial de la Provincia ha publicado las bases para que los ayuntamientos puedan acceder al fondo de tres millones de euros que la Diputación aporta de sus propios recursos para articular el Plan Invierte Social post COVID-19, con la intención de paliar los efectos que la crisis sanitaria ha generado en los municipios y entidades locales autónomas, ELA, de la provincia de Cádiz. Desde la publicación, el pasado día 27, los gobiernos locales disponen de diez días naturales para presentar su solicitud, plazo que expira este sábado día 6.

 

El reparto por cantidades del Plan Invierte Social post COVID-19 se determina por dos tramos: un fijo mínimo que ingresan todos los municipios y ELA, y otra cifra variable en proporción al número de habitantes. Los gastos que los ayuntamientos podrán imputar a este plan tendrán que estar relacionados con la asistencia social primaria: la promoción de la igualdad de género, reinserción social de personas vulnerables, gestión de servicios sociales; servicios a personas dependientes y de asistencia social, residencias de ancianos y otros de naturaleza análoga. Se permite a las entidades locales sufragar gastos corrientes de personal, contratos de servicios y ayudas a familias. Estos servicios incluyen la ayuda a domicilio en todas sus modalidades.

 

Este Plan Invierte Social se integra dentro del paquete de medidas que la Diputación ha puesto en marcha tras el comienzo de la crisis sanitaria  y que le ha llevado a movilizar más de 26 millones en auxilio de las administraciones locales, que atraviesan momentos económicos complicados. Una inversión “sin precedentes”, como la calificó la presidenta Irene García y que, con mucha diferencia, convierte a la institución provincial en la que más recursos ha aportado a los ayuntamientos desde la declaración del estado de alarma. De hecho, de los casi 31 millones que van a recibir los ayuntamientos gaditanos en este período a causa de la emergencia sanitaria, los 26 millones de la Diputación representan casi el 85%. Una cantidad aun más significativa en el caso de los municipios de menos de 20.000 habitantes y las ELA, que reciben 15,4 millones de euros, el 93% de la inversión de las administraciones públicas. 

A diferencia del ‘Plan de ayudas sociales extraordinarias para combatir la crisis’ destinado a municipios menores de 20.000 habitantes y ELA de la Provincia de Cádiz’, que la Diputación ya aprobó a través de un decreto de Presidencia de fecha 21 de abril, el Plan Invierte Social permite ampliar el horizonte temporal, pues son subvencionables los gastos corrientes realizados a partir del 15 de marzo de 2020 hasta el 1 de septiembre de 2021. Para facilitar la liquidez de los ayuntamientos, la Diputación asume el pago anticipado de la ayuda concedida.

 La Diputación está habilitada para articular este tipo de planes de inversiones con cargo al superávit porque cumple con los requisitos estatales para ello: la liquidación del ejercicio 2019  presenta simultáneamente superávit en términos de contabilidad y remanente de tesorería positivo y no supera el plazo máximo de pago previsto en la normativa sobre morosidad. Los tres millones de euros que la Diputación aporta al plan equivalen al 20% del saldo positivo, el máximo porcentaje que el Estado permite para este tipo de planes.