El Invierte social refuerza el personal y permite ayudas de emergencia para la COVID-19

September 10, 2020

El Invierte social refuerza el personal y permite ayudas de emergencia para la COVID-19

Puede consultarse en la Web a qué destina los fondos cada uno de los municipios

FOTO: David de la Encina en una imagen de archivo

Acceda al desplegable con la inversión desglosada por ayuntamientos

Cualquier ciudadano ya puede saber a qué fin destina cada ayuntamiento de la provincia su parte de los tres millones de euros con que está dotado el Plan Invierte Post COVID-19, financiado al cien por cien por la Diputación, para paliar los efectos sociales de la pandemia. En la página web de la Diputación se detallan los objetos de cada uno de los convenios. La delegación de Bienestar Social, incluida en el área de Desarrollo de la Ciudadanía, y de la que es responsable David de la Encina, ha habilitado un enlace donde se pueden consultar los diferentes usos que ha elegido cada localidad para invertir su asignación.

 Se hace fácilmente accesible esta información con el fin de ofrecer la máxima transparencia en el uso del dinero público y que la ciudadanía pueda conocer al detalle el empleo que hacen los 45 ayuntamientos de la provincia de los fondos del Plan Provincial Invierte Social Post COVID, articulado a través de la firma de los correspondientes convenios.        

 Este Plan preveía hasta nueve posibles conceptos de gasto para que cada municipio eligiera el que mejor se adaptara a sus necesidades. De ellos, por el que más consistorios se han decantado ha sido el de contratación de personal de refuerzo en los servicios sociales comunitarios. El diputado De la Encina ha explicado que “esto se traduce en la creación de empleo, con la contratación de trabajadoras sociales que tramiten con más agilidad los expedientes de ayudas, o a auxiliares para ofrecer el servicio de ayuda a domicilio en tanto que la Junta de Andalucía amplía las resoluciones y su financiación, o para incorporar más profesionales en las residencias de mayores, por ejemplo”.

El segundo concepto de gasto más demandado por los ayuntamientos ha sido el de implementar ayudas de emergencia social y reforzar el presupuesto que cada ayuntamiento tuviera para afrontar las peticiones de personas en situación de vulnerabilidad agravada por la pandemia. Otros muchos consistorios se han dotado de equipamientos de protección, mascarillas, guantes o soluciones hidroalcohólicas, o han usado los fondos para adaptar puestos de trabajos de las dependencias municipales y los espacios públicos.

De la Encina ha valorado el trabajo de los municipios para poner en pie el programa y les ha felicitado por “una buena gestión que ha permitido la ejecución del Plan que les ofrece Diputación, y demostrar que cada cual conoce perfectamente la realidad de su municipio y las prioridades más perentorias de cada caso”.

 El Plan Invierte Post COVID-19 está dotado con tres millones, procedentes del remanente positivo del ejercicio 2019. David de la Encina ha destacado “el afán de la  presidenta Irene García para ponerlo a total disposición de las alcaldías, para que sientan en todo momento a la Diputación a su lado, y a la vez comprueben la apuesta de la Diputación por la autonomía local, para que cada ayuntamiento, que conoce perfectamente las necesidades de su territorio, priorice el uso de los recursos según sus necesidades”.