Ruiz Boix y Rafael Aguilera analizan los resultados tributarios en Alcalá del Valle

October 4, 2019

Ruiz Boix y Rafael Aguilera analizan los resultados tributarios en Alcalá del Valle

Los ingresos obtenidos cumplen objetivos, con un repunte de los planes personalizados de pago

El responsable del área de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación de Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix, ha iniciado una ronda de contactos con responsables de los Ayuntamientos gaditanos que encomiendan la gestión de sus tributos a la institución provincial. En ese contexto ha mantenido una reunión de trabajo con el alcalde de Alcalá del Valle, Rafael Aguilera, al objeto de evaluar el ejercicio fiscal en este municipio de la Sierra de Cádiz.

A falta de un trimestre para completar el año 2019 ya se puede estimar que los objetivos contemplados en Alcalá del Valle “se están cumpliendo”. De momento sólo se ha cerrado la vía de ingresos procedente del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, con la que se ha alcanzado una recaudación levemente superior a la registrada en 2018. Otro dato positivo se confirma en los ingresos por vía ejecutiva que ya superan los del ejercicio precedente, por lo que en este capítulo se obtendrán recursos adicionales para el Ayuntamiento.

En Alcalá del Valle también se ha experimentado un repunte de los planes personalizados de pago (de los 27 suscritos en el año 2018 a los 41 adoptados en 2019), con los que se pueden fraccionar hasta en diez meses todas las obligaciones tributarias del municipio. Este medio, habilitado por Diputación, facilita que los vecinos puedan saldar sus deberes fiscales adaptándose a sus circunstancias personales.

Diputación, a través del Servicio Provincial de Recaudación, asume la gestión tributaria en más de 40 municipios de la provincia de Cádiz. En el caso de Alcalá del Valle resuelve la liquidación del Impuesto de Bienes Inmuebles, el de Vehículos de Tracción Mecánica o los recibos de la basura, además de asumir las facultades de inspección o la tramitación de multas.

Esta encomienda acordada entre las administraciones provincial y municipal permite al Ayuntamiento el ingreso de cantidades mensuales, sin necesidad de que los ingresos tributarios se hagan efectivos, gracias a anticipos librados por el Servicio Provincial de Recaudación.