Reanudación de plazos y términos suspendidos

Fri May 29 07:55:41 CEST 2020

Plazos administrativos

Reanudación de plazos y términos suspendidos

El día 23 de mayo de 2020 ha entrado en vigor el Real Decreto 537/2020, de 22 de mayo, por el que se prorroga el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. En el mencionado Decreto, entre otras cuestiones, se ha dispuesto que con efectos desde el 1 de junio de 2020, el cómputo de los plazos administrativos que hubieran sido suspendidos se reanudará, o se reiniciará, si así se hubiera previsto en una norma con rango de ley aprobada durante la vigencia del estado de alarma y sus prórrogas (artículo 9).

Con base en ello, en fecha 27 de mayo de 2020, se ha emitido por Secretaría General, a instancia de Presidencia, Instrucción general sobre reanudación de plazos y términos suspendidos por la declaración del estado de alarma, cuyo objeto no es otro que fijar un criterio único para toda la Corporación en relación a la reanudación y computo de los plazos tras el levantamiento de la suspensión, lo que, sin duda, facilitará la actuación tanto de la propia administración como de los interesados que tendrán, de esta forma, información clara y precisa de los criterios de actuación.

De lo recogido en la Instrucción, que ha sido objeto de publicación en el Tablón de Edictos, procede reseñar, en síntesis, que:

•Los plazos y procedimientos se reanudan (no reinician) desde el 1 de junio de 2020 desde el mismo punto en el que se quedaron y por los días que restaban de término o plazo.

•Se reinicia el plazo de interposición de recursos o cualesquiera otros procedimientos, previstos en la ley que los sustituyan, respecto de actos administrativos, que se computará desde el 8 de junio de 2020 con independencia del tiempo que hubiera transcurrido desde la notificación.

•La reanudación de los plazos suspendidos operará automáticamente, sin necesidad de dictar un acto administrativo expreso.