Los aparatos de aire acondicionado: ¿Fuente conflictos en el trabajo?

June 10, 2016 7:49 AM

Aire Acondicionado en oficinas

Los aparatos de aire acondicionado: ¿Fuente conflictos en el trabajo?

Los aparatos de aire acondicionado son una fuente de confort y de calidad de vida en las epocas más calurosas del año, pero a la vez pueden suponer un riesgo para nuestra salud si son utilizados de modo incorrecto o con una intensidad inadecuada.

En los lugares y edificios en que sea posible, la ventilación natural es siempre preferible al uso de aire acondicionado excepto en los días de máximo calor.

Igualmente, se aconseja cerrar correctamente las puertas y ventanas en los períodos en que los aparatos de climatización estén funcionando para aumentar su rendimiento y reducir la exigencia energética para mantener la temperatura

CONDICIONES TERMOHIGROMÉTRICAS REGLAMENTARIAS

El artículo 7 y el Anexo III del Real Decreto 486/1997 sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo establecen las condiciones mínimas ambientales que deben reunir los lugares de trabajo. Como principio general se establece

que el ambiente de trabajo no debe suponer un riesgo para la seguridad y la salud de los trabajadores y, en la medida de lo posible, se debe evitar que constituya una fuente de incomodidad o molestia

El Anexo III del citado Real Decreto establece que en los locales de trabajo cerrados deberán cumplirse las siguientes condiciones:

Temperatura: entre 17º C y 27º C, si se realizan trabajos sedentarios o entre 14º C y 25 º C, si son trabajos ligeros.

Humedad relativa: entre 30% y 70%, excepto si hay riesgo por electricidad estática, en cuyo caso, el límite inferior será el 50%.

Velocidad del aire: inferior a 0,25m/s en ambientes no calurosos; inferior a 0,5 m/s en trabajos sedentarios en ambiente caluroso e inferior a 0,75% m/s en trabajos no sedentarios en ambientes calurosos.

Para los sistemas de aire acondicionado, los límites son 0,25 m/s en trabajos sedentarios y de 0,35 m/s, en los demás casos

Tambien la Guía Técnica de pantallas de visualización que interpreta el Real Decreto 488/1997 de 14 de abril, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización (fundamentalmente ordenadores) y que establece que la temperatura operativa, que tiene en cuenta la temperatura ambiental y la temperatura radiante del equipo, además de la velocidad del aire, debería mantenerse entre 23º y 26º en verano y entre 20º y 24º en invierno. Mientras que la humedad recomendada tendría que estar entre el 45% y el 65%.

La legislación laboral vigente en esta materia indica que las temperaturas y las humedades extremas deben evitarse en los lugares de trabajo, así como los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire molestas.

Se recomienda el uso de aire acondicionado en verano, manteniendo una temperatura entre 24 y 26ºC; las normativas actuales recomiendan una temperatura no inferior a los 26ºC en locales de usos administrativos. En general, se considera que una temperatura inferior a los 24ºC no es confortable

Condiciones ambientales.

La exposición a las condiciones ambientales de los lugares de trabajo:

  • No deberá suponer un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores.
  • En la medida de lo posible, no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia para los trabajadores.

En los locales de trabajo cerrados deberán cumplirse, en particular, las siguientes condiciones:

  • La temperatura de los locales:
    • Entre 17 y 27º C para trabajos sedentarios propios de oficinas.
    • Entre 14 y 25º C si se realicen trabajos ligeros.
    •  
  • La humedad relativa:
    • Entre el 30 y el 70%
    • Si existen riesgos por electricidad estática, el límite inferior será del 50%.
  • La velocidad de la corriente de aire cuya no excederá los siguientes límites:
    • 0,25 m/s en trabajos en ambientes no calurosos.
    • 0,5 m/s en trabajos sedentarios en ambientes calurosos.
    • 0,75 m/s en trabajos no sedentarios en ambientes calurosos.

Estos límites no se aplicarán a la calefacción ni al aire acondicionado, para los que el límite será de 0,25 m/s en el caso de trabajos sedentarios y 0,35 m/s en los demás casos.

  • La renovación mínima del aire de los locales de trabajo, será de:
    • 30 metros cúbicos de aire limpio por hora y trabajador, para trabajos sedentarios en ambientes no calurosos ni contaminados por humo de tabaco.
    • 50 metros cúbicos , en los casos restantes.
    • El sistema de ventilación deberá asegurar una efectiva renovación del aire del local de trabajo.
“No existe un nivel de confort térmico que satisfaga a todas las personas ya que la sensación térmica de cada uno es diferente. Lo que sí se debe hacer es buscar unas condiciones que se adapten a una mayoría lo que influirá directamente en su rendimiento y productividad

 

Consejos de uso del aire acondicionado:

El aislamiento es clave. Comprueba que las puertas y ventanas estén cerradas mientras el aparato esté funcionando. Facilita el enfriamiento e impide el derroche de energía.

Evita que el aparato este en marcha cuando no haya nadie en la habitación.

Basta con seleccionar 5ºC por debajo de la  temperatura exterior para obtener una sensación de frescor.

No orientes directamente el flujo de aire frío hacia las personas. No resulta agradable y además es perjudicial para la salud.

Evita tapar la entrada y salida de aire de los splits, para que no trabajen en exceso.

Limpia los filtros al menos una vez al año para eliminar polvo, polen y fibras