Mario Fernández presenta el inicio del proyecto de ensayos con parcelas de alcornoque afectadas de seca

June 2, 2021

Mario Fernández presenta el inicio del proyecto de ensayos con parcelas de alcornoque afectadas de seca

Esta acción es fruto del convenio de colaboración entre la Diputación y ASAJA Cádiz

El vicepresidente segundo y responsable del Área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, Mario Fernández, ha intervenido en la jornada organizada por la Diputación de Cádiz y ASAJA para presentar el proyecto de diagnóstico sanitario y seguimiento en parcelas de alcornoques afectadas de seca en los municipios de Alcalá de los Gazules y Los Barrios. En la jornada, celebrada de manera telemática, también han participado Pedro Gallardo y Luis Ramírez, presidente y secretario general de ASAJA Cádiz, respectivamente.

Esta acción es fruto de la colaboración constante que mantiene la institución provincial con ASAJA Cádiz para el desarrollo de proyectos de interés para el sector agrícola y forestal en la provincia. Durante el año 2019 el objeto de esa cooperación se materializó en el desarrollo de un proyecto de parcelas demostrativas de clones de alcornoque en Alcalá de los Gazules para encontrar variedades resistentes a procesos de decaimiento y seca.

Los interesantes resultados obtenidos en dicho proyecto han motivado que en los años 2020 y 2021 se dé continuidad a la labor de investigación iniciada en Alcalá de los Gazules y que se amplía al municipio de Los Barrios, ambos incluidos en el Parque Natural de Los Alcornocales y siendo además los municipios de mayor producción media de Andalucía.

Andalucía está ocupada por unas 250.000 hectáreas de alcornocal que producen más de 35.000 toneladas de corcho anuales, representando el 55 por ciento del alcornocal español y el 15 por ciento del mundial. A todo ello hay que añadir que Los Barrios y Alcalá de los Gazules son los municipios de mayor producción media de Andalucía.

Para la provincia de Cádiz, el alcornoque y el corcho tienen gran importancia como herramienta para el desarrollo socioeconómico de las zonas rurales y como generador de bienes y servicios difícilmente cuantificables, al ser sumidero de dióxido de carbono, fuente y refugio de biodiversidad, desempeño de un papel clave para evitar y prevenir la erosión y desertificación. Por otra parte, la producción de corcho es un importante nicho de empleo directo e indirecto. La explotación del alcornoque es un ejemplo paradigmático de manejo sostenible que conjuga el uso y gestión del territorio y el respeto por el medio natural.

No obstante se han registrado unas importantes pérdidas de producción. En la provincia ha caído un 30 por ciento en los últimos 15 años. A pesar de ello, la provincia de Cádiz, es la mayor productora de corcho. Conscientes de la problemática de pérdida de producción de corcho provocada principalmente por la seca, ASAJA Cádiz y la Diputación Provincial han suscrito un convenio de colaboración para realizar el seguimiento de las cuatros parcelas demostrativas en Alcalá de los Gazules y las dos de Los Barrios e instaurar dos nuevas parcelas en Los Barrios, que se han presentado en el día de hoy.

El objetivo final es obtener variedades de alcornoques en el Parque Natural de Los Alcornocales tolerantes a la seca y otros agentes patógenos, de tal forma que estas variedades resistentes se puedan implantar en reforestaciones en zonas afectadas dentro del Parque y en otras zonas afectadas de España, con la posibilidad de introducir en estas mejoras genéticas en la población.

El diputado ha expuesto un resumen de las actuaciones que recoge el convenio y que incluye el seguimiento de las cuatro parcelas instauradas en Alcalá de los Gazules en 2019 y de las dos parcelas instauradas en Los Barrios en 2020, con una selección de árboles escape si los hubiera y reposición de marras. Del mismo modo, se contempla el establecimiento de dos parcelas a determinar por ASAJA Cádiz en el término municipal de Los Barrios, con diseño similar a las ya establecidas en la zona, para comparar clones de árboles escape tolerantes a fitóftora, frente a plantas de bellota y bellotas de distintas procedencias. Y por último, la realización de un diagnóstico del estado sanitario o de las causas probables de decaimiento de las dos nuevas parcelas.