La Diputación moviliza 10,5 millones de euros de recursos propios para hacer frente a los efectos de la crisis sanitaria