El paro baja en mayo en la provincia, aunque sigue en cotas inaceptables tras la crisis sanitaria del COVID-19