Diez personas finalizan su formación en pintura y chorreo tras un curso de 600 horas