Cuando esta profesora de Ecología decidió prolongar su confinamiento rural e instalarse en un pueblo con sus tres hijos, poner Internet por satélite para teletrabajar fue lo fácil.