Carriles, animación y aventura: La casa de los libros