Ir al contenido ↓

Prevención y Salud Laboral

Consejos para una vida sana: PÍLDORAS SALUDABLES

Prevenir la Gripe: Habitos saludables

La Gripe, está producida por un virus, concretamente el Virus Influenza.

Una de las principales características de los virus, es que son capaces de cambiar de estructura, a diferencia de las bacterias. ¿Por qué es importante esto? Pues, porque la capacidad de detenerlo es muy reducida una vez que penetra en el organismo, ya que cambia continuamente de forma y el tratamiento no es el eficaz  para él. Algo así como un espía que cruza la frontera y va cambiando continuamente de disfraz para que no lo reconozcan. Por eso es importante vacunarse, porque de esa forma al entrar en nuestro organismo el virus, no le da tiempo a cambiar de “disfraz” ya que le hemos indicado a nuestro organismo ( mediante la vacuna) cual es su verdadera forma.

No obstante, hay veces que las vacunas no son 100% efectivas, ya que al prepararse con antelación sobre “las posibles cepas (familias de virus) que pueden venir cada año”, a veces no se acierta plenamente.

Por eso son importantes  hábitos saludables, como cubrirse la boca al toser y lavarse las manos frecuentemente, ya que pueden ayudar a detener la proliferación de gérmenes y prevenir enfermedades respiratorias como es el caso de la influenza.

Ahora veamos unas medidas importantes  para combatir los gérmenes en general.

  1. Evite el contacto directo.

Evite el contacto directo con personas que estén enfermas. Si usted se encuentra enfermo, mantenga la distancia con otras personas para evitar que ellos también se enfermen.

  1. Guarde reposo en su hogar cuando esté enfermo.

Si es posible, permanezca en su casa y evite hacer mandados cuando esté enfermo. Esto ayudará a evitar contagiar la enfermedad a otros.

  1. Cúbrase la boca y la nariz.

Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo al toser o estornudar. Así podrá evitar que quienes se encuentren cerca suyo se enfermen.

  1. Lávese las manos.

Lavarse las manos con frecuencia lo ayudará a protegerse contra los gérmenes. Si no hay agua y jabón, use un limpiador de manos a base de alcohol.

  1. Evite tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Los gérmenes a menudo se diseminan cuando una persona toca algo que está contaminado con gérmenes y luego se toca los ojos, la nariz o la boca.

  1. Practique otros buenos hábitos de salud.

Limpie y desinfecte las superficies de contacto más comunes en el hogar, en el trabajo o en la escuela, especialmente cuando alguien está enfermo. Duerma bien, manténgase activo físicamente, controle su estrés, beba mucho líquido y coma alimentos nutritivos.

Agenda Prevención

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales