Ir al contenido ↓

Prensa

Memoria Histórica

‘Que fuera mi tierra’, anuario sobre fosas del franquismo, presentado en Diputación

Multimedia de esta nota de prensa:

Paterna, Cádiz, Puerto Real, Obejo, Zalamea la Real, El Madroño, Camas, La Campana, Arahal, Adamuz, Puebla de Guzmán y El Castillo de las Guardas. Estas doce poblaciones –de las provincias de Cádiz, Sevilla y Huelva- conforman un singular mapa: el que trazó el periodista Juan Miguel Baquero para ilustrar las fosas comunes del franquismo recuperadas en Andalucía durante el año 2015. Exhumaciones, trabajo arqueológico, pero sobre todo el relato de “historias desgarradoras” agrupadas en el libro ‘Que fuera mi tierra’. Esta obra se ha presentado en el ciclo Abril Memorialista que organiza el Servicio de Memoria Histórica y Democrática de Diputación.

         Juan Miguel Baquero intervino en la presentación de su obra, precedido por el diputado provincial Fran González y la delegada territorial de Cultura de la Junta de Andalucía, Remedios Palma. ‘Que fuera mi tierra’ está editada por Extra! Comunicación y financiada por la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.

         La provincia de Cádiz aporta tres escenarios emblemáticos en esta obra, que ha merecido la concesión del premio Chaves Nogales al mejor libro periodístico de 2016: Cádiz capital, Paterna de Rivera y Puerto Real.

         En cada episodio, aderezado con fotografías de gran formato, se refiere la intervención arqueológica efectuada en cada fosa con indicación de su ficha técnica y componentes del equipo investigador, pero sobre todo se revelan “historias de vida”. Memorias como la de Luis Vega, quien con 87 años busca denodadamente los restos de su madre y de su padre en Paterna de Rivera; o la de José María Arauz en la capital gaditana, quien también persevera en la búsqueda de su tío (hermano de su madre); o las casi 200 víctimas recuperadas en la fosa de Puerto Real, cuya exhumación se convirtió incluso en un medio pedagógico para explicar, a alumnados de institutos, qué sucedió tras el golpe de Estado de julio de 1936 y las causas de una “desmemoria” fortalecida durante 80 años.

         Baquero concluye que, en muchos casos, “el dolor por estas memorias se hereda en las familias de las víctimas”. Es decir, no se limita a los testigos directos de los hechos sino que se transfiere. Un duelo sin cerrar que afecta a miles de personas. En el camino de la reparación, según valoró Juan Miguel Baquero, se coordinan la Junta de Andalucía, Ayuntamientos, Diputaciones y asociaciones memorialistas.

         Diputación ha presentado esta semana tres obras en el seno de su ciclo Abril Memorialista, diseñado para conmemorar el aniversario de la Segunda República Española: ‘Que fuera mi tierra’ sobre las fosas exhumadas en 2015; ‘El botín de guerra’ y ‘La Masonería en Andalucía y la represión durante el franquismo’. La próxima semana el servicio de Memoria Histórica y Democrática de la institución provincial prepara un homenaje a los funcionarios de Diputación que fueron depurados de sus empleos públicos tras el 18 de julio de 1936.

Agenda de prensa

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales