Ir al contenido ↓

Prensa

imagen aleatoria para el encabezado

Cultura

La Sala Rivadavia saluda el verano con una exposición evocativa que aúna poesía, luz y color

Multimedia de esta nota de prensa:

“Todas las tardes del mundo en el estudio de cualquier artista pasan cosas”. Con esa frase ha resumido Alejandro Botubol el origen de la exposición que abre mañana en la Sala Rivadavia, fraguada en su estudio de Caravanchel, en Madrid, una antigua imprenta convertida en centro creativo, que comparten siete artistas, entre ellos este gaditano de 38 años que vuelve a exponer en su tierra dos años después de la última ocasión, de la mano de la Fundación Provincial de Cultura. La exposición, que abre mañana a las 20:30 horas, ha sido presentada a los medios por el autor y el diputado de Cultura Salvador Puerto.

Las sensaciones, experiencias y contrastes vividos en su estudio son los que se plasman en esta muestra titulada ‘Todas las tardes del mundo’, que abre el verano expositivo de la sala con una serie de cuadros en que el color y la luz son las absolutas protagonistas. La experimentación con filtros, la búsqueda de efectos vidriera, la proyección de color-luz en telas, o la combinación con las pinturas propias crean unas obras “frescas y vitalistas” que configuran esta exposición, según palabras del propio Botubol. Una colección que se hace realidad con la colaboración de la Galería Ponce + Roble.

Salvador Puerto ha mostrado su satisfacción por poder acercar al público las creaciones de artistas de la provincia, que como en el caso de Alejandro Botubol aúnan la juventud con una trayectoria amplia, avalada por su participación en diferentes colecciones artísticas de prestigio, una muy completa formación académica, su papel en un gran número de exposiciones individuales y colectivas, becas, premios, haber participado en eventos de la magnitud de la última edición de ARCO, o haber sido artista residente fuera de nuestras fronteras, en concreto en el Internacional Studio & Curatorial Program del barrio neoyorquino de Brooklyn.

El diputado de Cultura ha señalado algunas de los ingredientes de la obra de Alejandro Botubol: la “innovación constante”, el equilibrio entre tener un sello propio y no quedarse detenido en él y el estudio y la investigación de la luz y el color, lo que deriva en una colección “visualmente muy atractiva y evocativa”.

               

Las obras que se exponen en ‘Todas las tardes del mundo’  aúnan la técnica pictórica con la experimentación y con un lado intimista y poético, con tal de atrapar la singularidad de cada tarde. Por las tardes es “cuando ocurre la magia”, ha afirmado Botubol,  inspirado por las luces que entran por el enorme ventanal, orientado al oeste, que ilumina su estudio. 

Un viaje a las raíces, una pintura hecha desde el corazón, una evocación continua a la sensación más pura, a las connotaciones de ocaso y de inicio de cada tarde única en cada caso, y un guiño al propio metalenguaje creativo con un espejo que se expone en la sala y que es una más de las herramientas que el artista emplea para sus composiciones, es la propuesta de esta exposición, que cuenta con una obra central, de siete partes, cada una con una escala cromática diferente, que representa las tardes de cada día de la semana, además de un vídeo que contextualiza todo este proceso creativo.

‘Todas las tardes del mundo', abre el viernes 22 a las 20:30 horas y podrá visitarse  en la Sala Rivadavia del 22 de junio al 20 de julio, de lunes a viernes, de 10:30 a 13:30 y de 17:30 a 20:30 horas.

Agenda de prensa

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales