Ir al contenido ↓

Prensa

Agroalimentación

La Diputación promueve una Mesa del Olivar como foro de defensa de este sector económico

Multimedia de esta nota de prensa:

La Diputación Provincial de Cádiz va a constituir una Mesa del Olivar, proyecto que será debatido y aprobado por el Pleno a comienzos del próximo año. El objetivo es que este sector económico estratégico de la provincia tenga un foro de defensa, con la participación de ayuntamientos, cooperativas, almazaras, centrales sindicales y asociaciones profesionales.

En una reunión previa celebrada recientemente, con carácter de foro de discusión y reflexión, se constató la importancia del olivar gaditano, dentro de la política de desarrollo económico de la provincia que promueve el actual equipo de gobierno de la Diputación, para asentar a la población en el territorio, así como la necesidad de tomar posiciones ante las amenazas de una Política Agraria Común, que no contempla al olivar de montaña por ahora, las dificultades para adaptar la transformación y la comercialización de este producto saludable a las demandas y competencia de los mercados, o de plantear su futuro frente al cambio climático.

La reunión fue promovida por la Diputación como toma de contacto con el sector, con la participación en la mesa presidencial de la vicepresidenta segunda y responsable del área de Desarrollo Sostenible, Maribel Peinado, del delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Manuel Miranda, de las diputadas provinciales Isabel Moreno y Encarnación Niño, y de la presidenta de la Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO), Ana María Romero. Acudieron representantes de este sector productivo. En la provincia hay 3.500 oleicultores, indicó la diputada Isabel Moreno

La provincia de Cádiz cuenta con una superficie de olivar de 25.00 hectáreas, de las que unas 16.000 son de olivar de sierra, informó en esta cita el delegado territorial de Agricultura, quien dio la bienvenida a la iniciativa de la Diputación. Miranda también explicó que la Junta de Andalucía tiene un plan específico para el sector del olivar, y que la administración autonómica apuesta por la mejora de la transformación y la comercialización del aceite, dado que es una forma de generar valor añadido. Asimismo reconoció la preocupación existente ante la actual cosecha, afectada por la sequía, prevista en unas 8.700 toneladas en la provincia, con una merma con respecto a la del 2016, que fue de 10.000 toneladas.

La riqueza patrimonial del olivo también es importante en la provincia de Cádiz. Este es un factor social y cultural destacable, que también será objeto de trabajo en la Mesa del Olivar que se constituya. Por el momento, la Diputación Provincial de Cádiz respalda la candidatura de los Paisajes del Olivar de Andalucía a Patrimonio Mundial, liderada por la Diputación de Jaén y que cuenta asimismo con el apoyo de las diputaciones de Córdoba, Málaga, Granada y Sevilla, así como con las organizaciones agrarias, las universidades andaluzas y otras entidades privadas como la Fundación Juan Ramón Guillén y la Fundación Savia.

La reunión tuvo como escenario el Salón Regio de la Diputación de Cádiz. Foto: Nacho Frade

Este respaldo se constató el pasado julio con la entrega de un dosier sobre la provincia, compuesto de referencias bibliográficas, fichas patrimoniales, libros, folletos, vídeos, material divulgativo y educativo, que ilustran la historia del olivar y su desarrollo en la provincia gaditana, así como los elementos más relevantes que se conservan y sus paisajes característicos. En octubre de 2016 se produjo la inscripción de los Paisajes de Olivar en Andalucía en la Lista Indicativa del Patrimonio Mundial de España, paso previo y obligado donde debe permanecer al menos durante un año antes de su posible inscripción en la lista representativa que mantiene España para los bienes que se proponen como Patrimonio Mundial. Se espera que el expediente pueda ser entregado al Ministerio de Cultura a principios de 2018, para que sea la propuesta del Gobierno de España a la UNESCO.

Producto alimentario saludable

La presidenta de AEMO, sociedad que tuvo su origen en Cádiz y que cuenta actualmente con 120 socios y a la que están adheridas seis diputaciones andaluzas, señaló algunos de los retos que tiene el sector planteado, como son el de la recuperación ecológica de balsas contaminantes de alperujo, la creación de una red europea de ciudades del olivo en 13 países europeos, la incorporación de jóvenes a la producción con garantías de futuro, o el dar a conocer las cualidades y características de cada tipo de aceite y su difusión en la industria de la restauración. La asociación ha elaborado una guía del aceite de oliva.

Ana María Romero también informó sobre un proyecto europeo en colaboración con la Universidad de Córdoba, destinado a reforzar al aceite como una grasa alimentaria saludable. En este refuerzo el papel de los polifenoles, que retrasan la oxidación en sangre y el envejecimiento, es fundamental y en ello investiga la citada universidad, para catalogar con muestras de la producción andaluza las variedades de polifenoles y seleccionar los más adecuados para una mejor comercialización del aceite como alimento saludable.

Entre las amenazas al olivar también figuran las consecuencias del cambio climático, que está provocando episodios extremos en las temperaturas, en lluvias y en sequías. Se impone el trabajar en nuevas variedades de olivo que necesiten menos horas de frío y que puedan defenderse mejor de las nuevas plagas que atacan el árbol.

También se constata la necesidad de mejorar el proceso de producción del cultivo del olivo, un proceso encaminado a disminuir la emisión de C02 a la atmósfera. Si se consigue que el balance de emisiones sea negativo, esto podrá repercutir en una renta complementaria para los productores, en compensación por no emitir gases contaminantes, una de las medidas que se contemplan en los nuevos acuerdos sobre la lucha contra el cambio climático.

 

Agenda de prensa

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales