Ir al contenido ↓

Prensa

Publicaciones

El daguerrotipo para retratos llegó a España por Cádiz vía La Habana

Multimedia de esta nota de prensa:

El libro ‘El primer establecimiento de retratos fotográficos de España: Cádiz, 1841’, obra de Rafael Garófano, ha sido presentado en la Diputación de Cádiz, con la participación del diputado Jaime Armario y el historiador Diego Moreno García, en un acto desarrollado en el Salón Regio.

Esta obra, editada por el Servicio de Publicaciones de la Diputación, repasa la trayectoria de G. W. Hasley, un fotógrafo norteamericano que introdujo la revolucionara tecnología del daguerrotipo en España a través de la capital gaditana, que se convirtió en al primera ciudad del país en contar con este arte que revolucionaría el mundo de la fotografía.

Rafael Garófano demuestra que la aparición del daguerrotipo en Cádiz es previa a este hecho en Barcelona, que hasta ahora se creía que fue la primera ciudad que contó con esta técnica. En Cádiz, el primer estudio lo montó G. W. Hasley en la esquina de la calle Buenos Aires con la plaza de San Antonio.

El daguerrotipo y el procedimiento fotoquímico capaz de fijar las imágenes de la luz de las cosas reales se anunció en París en 1839, aunque todavía tenía limitaciones que le imposibilitaban el retratar personas. Años después, en Estados Unidos, se inventó el procedimiento que permitía captar imágenes inestables. Allí se abrió el primer estudio de retratos y se construyeron las primeras cámaras para retratistas.

Como se narra en este libro, el fotógrafo norteamericano que lo protagoniza se dedicó a trabajar la técnica del nuevo invento, siguiendo en su peregrinaje vital una ruta que comenzó en París, siguió en Nueva York y finalizó en la capital gaditana, vía La Habana (Cuba). También en esta ocasión un nuevo descubrimiento llegó por mar.

Agenda de prensa

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales