Ir al contenido ↓

Prensa

imagen aleatoria para el encabezado

Igualdad

Diputación marca como dirección prohibida la violencia de género

Multimedia de esta nota de prensa:

La Diputación de Cádiz ha tomado el testigo de la Huelva como protagonista de una campaña de sensibilización en materia de igualdad, con la recepción de una señal de tráfico, en apariencia, pero que no regula la circulación, sino que quiere marca otro tipo de “dirección prohibida”, con  un mensaje alto y claro a la sociedad: No a violencia machista.  La presidenta de la entidad provincial gaditana, Irene García, ha recibido esta indicación vertical de manos de la vicepresidenta y diputada de igualdad onubense, María Eugenia Limón.

En esta señal la típica forma circular con el símbolo de prohibido ha sido sustituida por otra en forma de corazón, con la leyenda ‘no violencia machista’, que se va a lucir en las puertas del Palacio Provincial para visibilizar y condenar este intolerable problema social, que sigue cobrándose vidas de mujeres en un goteo vergonzoso. Esta declaración de intenciones ya luce en la vía pública como recordatorio permanente del compromiso contra la violencia machista.

“Lo que hoy hacemos es un símbolo para destacar que en esta casa, la casa de gaditanos y gaditanas no vamos a consentir ningún atentado hacia la igualad y que se trate a la mujer como un ser inferior”, así ha resumido Irene García el objetivo del acto celebrado hoy.

Esta campaña forma parte de las estrategias comunes que emprenden las ocho diputaciones andaluzas para uniformar su mensaje de manera inequívoca es este aspecto. Con anterioridad se han venido celebrando actos similares en el resto de provincias. Cádiz cierra el ciclo en un acto institucional al que también han asistido las diputadas del área de Igualdad y Bienestar Social, Isabel Armario e Isabel María Moya; así como el diputado de Cultura, Salvador Puerto.  

Irene García ha destacado el papel de las administraciones en este campo y que acciones como éstas muestran la “suma de esfuerzos” y la “unidad de acción” que deben prevalecer. “No toleramos, ni justificamos, y además condenamos enérgicamente cualquier tipo de violencia hacia las mujeres”, ha afirmado la presidenta de la Diputación, que ha querido visibilizar una realidad menos conocida: además de las mujeres asesinadas existen otras víctimas: “un círculo invisible” que deja en una “situación muy vulnerable” al entorno de la mujer asesinada: las familias, niñas y niños huérfanos, otra “violencia silenciada”, según García. La presidenta además ha tenido un recuerdo para la labor de las asociaciones feministas y ha valorado los progreso en igualdad, pero ha afirmado que “el objetivo aún no se ha cumplido” y que la violencia de género sigue siendo un realidad “intolerable”.

Maria Eugenia Limón, que al igual que Irene García ha recordado a las últimas mujeres asesinadas, que se suman a una lista negra de un millar desde 2003, ha recalcado que las administraciones tienen “que liderar esta lucha”, y ha hecho un paralelismo entre la violencia de género y el terrorismo, ya que desde que se comenzaron a contabilizar los asesinatos machistas como tales, el numero de víctimas ha sido superior a las que registraba la banda terrorista ETA. “Esta lacra no nos deja avanzar como sociedad”, ha afirmado.

Esta campaña empezó a desarrollarse en Málaga en noviembre de 2017, y ha ido itinerando por Sevilla, Granada, Almería, Córdoba, Jaén y Huelva. Tras el acto en Cádiz el, la parada final tendrá lugar el Parlamento andaluz.

 La Diputación de Cádiz invierte  anualmente unos 100.000 euros en iniciativas vinculadas a la lucha contra la violencia de género. Se trata de actividades de prevención, concienciación o financiando, por ejemplo, a las mancomunidades de Janda y Sierra en la atención a mujeres maltratadas.

Agenda de prensa

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales