Ir al contenido ↓

Cultura

Cultura

Belén Mazuecos. 'Genius Loci. Apuntes para una etnografía del mundo del arte'

Sala Rivadavia (Cádiz), del 10 de mayo al 08 de junio de 2018

CabeceraGeniusLoci

Multimedia:

  • Vídeo-invitación de la exposición
  • Galería de imágenes

Genius Loci. Apuntes para una etnografía del mundo del arte 

El proyecto “Genius Loci. Apuntes para una etnografía del mundo del arte”, plantea una metáfora de lo que acontece en el ámbito artístico, haciendo referencia a las grandes dificultades para acceder -o adaptarse- a un sistema y mercados opacos; un “ecosistema extremadamente frágil”, en el que –como diría el historiador del arte Juan Antonio Ramírez-, la supervivencia de unas especies está supeditada a la de otras, (siendo desde los años 80 los mediadores artísticos los agentes que asumen un papel preponderante), y en el que resulta extremadamente difícil identificar sus mecanismos de legitimación. Por este motivo, desde la propia práctica artística como plataforma de cuestionamiento, se plantea una investigación sobre las dinámicas del mundo del arte contemporáneo, desde la reflexividad y la perspectiva del artista.

El título de la exposición hace referencia al papel de los mediadores como “genius loci” o genios protectores de los artistas y garantes del equilibrio del sistema del arte (en la mitología romana eran los espíritus protectores de un lugar), pero plantea un doble significado aludiendo, además, -según la acepción del término manejada por el Paisajismo-, a las características singulares de un contexto, de un paisaje…en nuestro caso, de la escena artística.

El recurso al disfraz y a la mascarada evoca, por un lado, la idea del arte como espectáculo y, por otro, subraya la necesidad del artista de desarrollar tácticas de supervivencia en un entorno hostil, tales como el camuflaje.

Los artistas reducidos a mercancía, son transportados en cajas de embalaje para obras de arte por los mediadores artísticos disfrazados de osos panda: al igual que los cuidadores de crías de estos animales en peligro de extinción se disfrazan para facilitar su reinserción en el medio natural salvaje, la carrera del “artista frágil” es gestionada escrupulosamente por los intermediarios (curadores, conservadores de museos, galeristas), que implementan sofisticadas estrategias de marketing, relegando al artista a la categoría de producto-obra de arte, a verdadero ready-made.

La exposición pone en diálogo trabajos realizados durante los dos últimos años plagados de referencias y guiños a obras y artistas fundamentales en el arte del S.XX y XXI que han reflexionado, a su vez, sobre el mundo del arte desde la propia obra, tales como Duchamp, Beuys, Cattelan o Damien Hirst.

El objetivo principal de este proyecto de investigación artística, es reconstruir una etnografía visual del mundo del arte a través de distintos apuntes que registren y cuestionen la realidad poliédrica del ámbito artístico, sus actores más influyentes, las tramas y relaciones sociales que lo atraviesan y sus diversas problemáticas.

Belén Mazuecos

 

Un razonable cuestionamiento de los factores de lo artístico

Belén Mazuecos forma parte de esa pléyade de artistas importantes que, desde Granada, están marcando las rutas de un arte contemporáneo trascendente, comprometido, valiente y adecuado, en fondo y forma, a los esquemas de una contemporaneidad de muy amplio espectro. Pero, además, es una joven Profesora Titular de la Facultad de Bellas Artes de Granada, esa espléndida factoría ilusionante donde el arte de los más jóvenes fluye con pasión. Su trabajo por el Arte de la ciudad es infinito. Es responsable del Área de Artes Visuales de la Universidad de Granada, lo que es lo mismo, es la que ha conseguido que todo lo relacionado con el Arte en la Universidad sea un hecho extraordinariamente positivo y lleno de entusiasmo. Además, ha sido la generadora de que lo artístico en la UGR tenga una infinita dimensión. Su gestión es admirable y unánimemente considerada. Los que observamos en la distancia lo que se realiza desde la Universidad granadina sabemos que Belén Mazuecos ha conseguido que lo artístico resplandezca en todo su esplendor y ha desarrollado unos esquemas llenos de seriedad, rigurosidad y entusiasmo.

Pero Belén Mazuecos no sólo es la gestora brillante, la responsable de un trabajo absolutamente minucioso y edificante desde el Vicerrectorado de Extensión Universitaria. Ella es una artista muy importante - lo afirmo porque así lo siento -, una pintora de carácter, poseída de un status creativo donde el concepto, firme, sabio, muy bien estructurado y conscientemente ordenado, posibilita unos planteamientos formales que la artista desarrolla muy adecuadamente y con acertados criterios plásticos.

Tras exponer en la Sala Pescadería Vieja de Jerez (diciembre 2017-enero 2018), ahora llega a Cádiz para mostrar su contundente trabajo pictórico en el que continente y contenido unifican sus postulados para presentar una obra que narra inquietantes planteamientos de un arte con muchas posiciones cuestionables.

La exposición de Rivadavia presenta obras de un proyecto, Genius Loci. Apuntes para una etnografía del mundo del arte”, que nos hace transitar por espacios metafóricos en los que lo artístico plantea sus múltiples circunstancias. Las obras de Belén Mazuecos parten de lo que el historiador Juan Antonio Ramírez llamaba el ecosistema del arte; es decir, la supervivencia de unas acciones artísticas, incluso de lo que unos autores puedan llevar a cabo, está supeditado a lo que otros realicen. Las circunstancias del arte son tan determinantes, sus intervenciones son tan fundamentales, que el artista y su obra subsisten, se hacen realidad, llegan a considerarse porque una serie de factores intervienen para que ello sea posible. Dicho de otro modo, la creación artística está en manos de agentes extra-artísticos que imponen su ley casi depredadora. Belén Mazuecos realiza una sabia metáfora de estos planteamientos. Recrea, con un moderado, pero poderoso y solvente lujo de detalles  pictóricos, un paisaje, el artístico, donde se produce la creación. En él actúan todos los factores que intervienen en su desarrollo, son los salvadores del arte, los genios protectores de los artistas que asumen, además, un papel más definitivo, el mover los hilos que ellos quieran para que el sistema funcione. A estos valedores de lo artístico Belén Mazuecos los ha travestido con disfraces de osos panda, aludiendo a cómo los cuidadores de estos animales actúan, vestidos como ellos, para proporcionarles una mayor tranquilidad. El desenlace de la metáfora es claro: el arte está manejado por espíritus malignos, manipuladores y embaucadores que, con trajes de feliz apariencia, imponen sus criterios interesados, una realidad que los artistas, en su indefensión y hasta inocencia, no dejan de acatar. En este paisaje creado por la artista granadina, los frágiles creadores son llevados de un lado para otro por estos cuidadores impostores que actúan en medio de un teatro que ofrece las infinitas circunstancias espurias que acontecen en lo artístico.

La exposición nos introduce en la más aplastante realidad del arte; ese circo artístico, espectáculo de vanidades, donde lo más fundamental, el artista y su obra , se ve reducido a pura mercancía - esas cajas de embalaje con "frágil contenido" - en manos de los manipuladores del arte - galeristas, curadores, directores de Centros de Arte, conservadores de museos y críticos estrellas - que relegan a los artistas a un simple objeto o, como dice la propia artista, a "categoría de producto-obra de arte".

La muestra, sabia experiencia creativa de principio a fin, como no podía ser menos, está llena de referencias a artistas fundamentales en el siglo XX - Pablo Ruiz Picasso, Joseph Beuys, Marcel Duchamp, Jeff Koons, Marcel Broodthaers, Maurizio Cattelan o Damien Hirst -, así como a algunos elementos de sus obras más significativas.

La exposición es importante, además de por la potencia plástica que desprende, por la fuerza del dibujo y por su claridad ilustrativa, por la dimensión conceptual que ofrece, ese verdadero cuestionamiento del mundo del Arte, de sus actuantes, de sus interesadas acciones y de una problemática difícil de solucionar por la propia dinámica existente.     

Bernardo Palomo 

  


  

>> Música para 'Genius Loci' (Lista de reproducción en Spotify)  


  'Genius Loci. Apuntes para una etnografía del mundo del arte'
Sala Rivadavia (Cádiz)
Del 10 de mayo al 08 de junio de 2018
Lunes a viernes, 10:30-13:30 y 17:30-20:30 horas


>> Nota de prensa sobre la presentación de la exposición

 

Agenda de Cultura

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales