Ir al contenido ↓

Cooperación Internacional

Asistencia básica para población refugiada

Proyecto: Asistencia básica para población refugiada siria en Jordania

Entidad: ACNUR

Cofinanciado por la Diputación de Cádiz.

Subvención: 35.000 €

Fechas de ejecución. 01/07/2016-31/12/2016

 

 

Este proyecto ha contribuido a garantizar la protección de los/as refugiados/as sirios/as residentes en el campo de Zaatari en la Gobernación de Mafraq mediante el aprovisionamiento de artículos no alimentarios básicos de emergencia y cupones para el consumo de gas contribuyendo a su empoderamiento y a dar mayor dignidad a sus vidas.

El campo de población refugiada de Zaatari se abrió en Jordania, en la gobernación de Mafraq, en julio de 2012 para poder atender a los enormes flujos de refugiados provenientes de Siria. El campamento fue levantado en nueve días y desde ese momento creció exponencialmente. Pensado para alojar a unas 60.000 personas, llegó a albergar a más de 200.000 en julio de 2013, lo que motivó la búsqueda de un nuevo emplazamiento que acabaría convirtiéndose un año más tarde en el campo de Azraq.

 

Se calcula que por Zaatari han pasado más de 460.000 sirios/as. De esta población, se estima que unas 160.000 personas han abandonado el campo informalmente para vivir en las zonas urbanas; otras 60.000 han recibido invitaciones “formales” para establecerse en otras áreas de Jordania; y unas 120.000 han decidido regresar a Siria desde el inicio de la crisis. Los principales motivos para regresar son el deseo de reunirse con miembros de la familia, una mayor vulnerabilidad después de años de exilio; la ausencia de oportunidades de ganarse la vida o garantizar una educación, y la percepción de que la situación en Siria puede haber mejorado. A pesar de ello, ACNUR no considera que las condiciones para el retorno sean las adecuadas, y así lo informa en Zaatari a quienes deciden retornar.

En los más de cuatro años de existencia del que ahora es uno de los campos más grandes del mundo (5,3 km2), Zaatari ha evolucionado considerablemente Hoy día, Zaatari es hogar para 79.558 sirios. La mayoría de la población procede de Da’ra pero también hay personas procedentes de Homs, Damasco Rural y Damasco.

Más de la mitad de la población son niños (19,9% menores de 5 años), lo que presenta desafíos no sólo de escolarización y restablecimiento de su educación, bruscamente interrumpida por el conflicto sirio, sino también de inversión para su futuro. Uno de cada tres niños no va a la escuela, aunque hay 11 escuelas en el campo que funcionan con turnos dobles (las niñas por las mañanas, y los niños por las tardes).

Se calcula que aproximadamente un 13% de los/as niños/as de Zaatari trabajan. Además, en el campamento viven 9.500 jóvenes de entre 19 y 24 años que necesitan formación profesional y, al igual que los adultos, oportunidades de subsistencia.

A pesar de existir una economía informal en el campo, que incluye cerca de 3.000 tiendas o negocios, así como distintos programas de comida por trabajo a cargo de organizaciones presentes en el campo, las escasas oportunidades laborales y condiciones de vida provocan una absoluta dependencia de la ayuda internacional para la subsistencia de las familias sirias allí alojadas. Entre otros, para la adquisición de alimentos, los/as refugiados/as reciben 20 dinares jordanos (equivalentes a 28 USD) mensuales a través de tarjetas de débito que pueden usar en los dos supermercados existentes en el campo, y cada día se distribuyen 17,8 toneladas de pan.

En este contexto, mediante este proyecto se han podido distribuir artículos no alimentarios básicos como mantas térmicas especiales para el invierno, colchones y esterillas aislantes, kits de cocina, bidones colapsables y cubos, además del reparto de cupones/cash assistance destinado a la adquisición de gas y beneficiando a un total de 70.000 personas entre una población de 79.559 personas refugiadas sirias (un 87,9%) que residía en el campo de Zaatari a fecha de diciembre de 2016.

En concreto se han distribuido, como estaba previsto, 14.350 mantas térmicas, 14.350 esterillas aislantes, 14.350 colchones aislantes, 2.870 kits de cocina, 2.870 bidones colapsables, 2.870 cubos y 14.000 cupones/cash assistance de gas. Estos últimos pueden canjearse por botellas de gas en los dos supermercados existentes en el campo, según las necesidades y ritmos familiares. Se trata de un suministro esencial para poder cocinar, así como para poder afrontar los meses de invierno.

 

El reparto de los suministros se ha llevado a cabo, por los comités de distribución existentes en el campo de intervención (compuesto en su mayoría por mujeres refugiadas) y los/as agentes comunitarios/as capacitados/as que se han encargado de informar de su uso y propiedades.

Como contexto de intervención global, para hacer frente al desafío que supone en toda la región la presencia de casi 5 millones de personas refugiadas sirias, se diseñó el Plan Regional de Resiliencia y Refugio (3RP) 2015-2016 como un ejercicio conjunto e integral en colaboración entre otros con el Gobierno de Jordania y más de 200 organizaciones. Las actuaciones realizadas en Zaatari, por tanto, están enmarcadas en esta respuesta humanitaria global en el marco de la cual ACNUR ha impulsado los proyectos que tienen por objeto la distribución de artículos no alimentarios, así como la asistencia en metálico (o en base a la dotación de cupones) para cubrir necesidades básicas y la mejora de los medios de vida para impulsar los mercados locales y reforzar la capacidad de recuperación de acuerdo con las prioridades del gobierno jordano.

 

Descargar boletín ACNUR refugiados

 

 

 

 

Agenda Coop. Internacional

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Redes sociales